Guatemala, 14 de noviembre 2022. Cada 14 de noviembre se conmemora en el mundo el Día de la Diabetes y se hace un llamado especial al cuidado y atención de esta enfermedad que afecta a cerca de 463 millones de adultos en el mundo.

Este año, Nipro, expertos en hemodiálisis y en la atención de la salud renal, hace especial énfasis en el cuidado y prevención de la diabetes especialmente en niños y jóvenes adolescentes, por ser una enfermedad que afectará su salud por el resto de su vida.

La diabetes es una enfermedad crónica y no transmisible en la cual, la capacidad del cuerpo para producir insulina se ve afectada o el cuerpo se vuelve resistente a dicha hormona, aumentando los niveles de glucosa y afectando la forma en que éste aprovecha la energía contenida en los alimentos.

Para prevenirla, es necesario realizarse chequeos periódicos, especialmente si se observan síntomas que son característicos de esta enfermedad, como necesidad de orinar con frecuencia, pérdida de peso involuntaria, sed excesiva, cansancio, visión borrosa, aumento de la sensación de hambre, malestar general. Una vez detectada, la persona deberá seguir las indicaciones médicas de acuerdo con su estado de salud, cuidar su alimentación y monitorear los niveles de glucemia de manera regular.

Los niños y adolescentes también la padecen
La diabetes puede atacar a cualquier edad y los síntomas aparecen gradualmente. Se estima que, en el mundo, 1.11 millones de niños y adolescentes la padecen. Aunque en Guatemala no se cuenta con estadísticas de menores de 20 años, quienes tienen diabetes dependen al 100% de la insulina para sobrevivir.

El niño con diabetes tiene altas concentraciones de azúcar en la sangre, bien sea porque el páncreas produce poca o nada de insulina (diabetes tipo 1 o juvenil) o porque el cuerpo es insensible a la cantidad de insulina que se produce (diabetes tipo 2 o Mellitus), que es la que aparece principalmente en los adolescentes.

Recientemente, el número de niños, sobre todo adolescentes, con diabetes tipo 2 ha aumentado y se calcula que entre el 10 y el 40% de niños con diagnóstico reciente de diabetes padece la de tipo 2.

¿Cómo identificarla?
El médico pediatra sospecha de una posible diabetes cuando los niños presentan síntomas típicos, cuando una prueba de orina de rutina revela glucosa elevada y se confirma el diagnóstico con una prueba de glucosa en sangre, después de una noche de ayuno.

Se considera que el niño tiene diabetes si el nivel de azúcar en la sangre tras el ayuno es de 126 miligramos por decilitro (mg/dL) o mayor. Es por esto que los niños que tienen riesgo de padecer diabetes tipo 2, deben ser constantemente controlados con pruebas de sangre.

Ahora bien, los niños y adolescentes que tienen mayor riesgo de presentarla son los niños con sobrepeso (pesar más del 85% del peso de niños de edad, sexo y tallas similares o pesar más del 120% del peso ideal para estatura). También tienen riesgo si tienen un pariente cercano con diabetes tipo 2.

¿Cómo tratarla?
El objetivo principal deberá consistir en mantener los niveles de azúcar en la sangre lo más normal que se pueda. Además del tratamiento farmacológico o insulina, los cambios en la vida de estos niños incluyen ajustes en la dieta, ejercicio regular y pérdida de peso para los que padecen sobrepeso.

“El manejo nutricional y la educación son importantes para todos los niños con diabetes, ya que los carbohidratos en los alimentos se convierten en glucosa en el organismo y estas variaciones pueden ocasionar cambios en los niveles de azúcar en la sangre. Por eso, necesitan comer sus alimentos con un programa regular; evitar dejar pasar mucho tiempo entre comidas, ni se aconsejan grandes cantidades de azúcar como la soda, dulces o postres y quizás esto sea de lo más difícil de controlar en ellos”, comenta Fabiola Haeussler, nutricionista clínica de Corporación Integral de Diálisis (CID).

Tanto para los adultos como para los niños, un cuadro de diabetes puede afectar a los integrantes de la familia emocionalmente. En el caso de los pequeños, darse cuenta de que tienen un trastorno para toda la vida puede ocasionarles tristeza, enfado y hasta negación de la enfermedad, es por esto que necesitan estar en constante supervisión del tratamiento.

El acompañamiento emocional es muy importante también y tanto el médico como los padres deben tener en cuenta estas emociones para asegurarse que el niño colaborará cumpliendo con la dieta, la actividad física, las pruebas de glucosa en la sangre y los medicamentos para evitar cualquier complicación.

Para controlar el nivel de glucosa en la sangre, se debe enseñar a los padres y a los niños a medirla al menos cuatro veces al día, a través de una pequeña muestra de sangre que se obtiene de una punzada en la yema del dedo o en el antebrazo con una lanceta. Con esta medición, también sabrán los ajustes que deban hacer en las dosis de insulina, según las necesidades que les permitan alcanzar el mejor nivel.

En el Día Mundial de la Diabetes, Nipro Guatemala, expertos en hemodiálisis, hace un llamado a la educación y cambios sustanciales en las formas de alimentación y estilos de vida saludable para las familias, empezando por los niños para evitar este tipo de enfermedades. Prevenir la diabetes es prevenir la enfermedad renal y otras complicaciones que incluyen enfermedades del corazón, ceguera, enfermedad vascular, entre otras.

Asimismo, Nipro Guatemala apoya a los pacientes a continuar sus tratamientos, tomando especial cuidado en la administración adecuada de medicamentos; contar con los implementos necesarios para la medición de glucemia; una adecuada nutrición; práctica habitual de ejercicios y monitoreo constante de los niveles de glucosa.

Artículo AnteriorEl Gallo Más Gallo anuncia la apertura de la tienda número 121 en Guatemala
Siguiente ArtículoPROMISA celebra y comparte 50 años de trayectoria
“Sueño con una Guatemala con más justicia social" "A mis 69 años me propongo cada día aprender algo nuevo. Hoy tengo que saber más que ayer y mañana más que hoy". Jorge A. Mazariegos es un periodista que ha trabajado durante cuatro décadas en medios de comunicación de Guatemala. En su carrera profesional ha sido redactor, editor, jefe de cierre, subdirector y director. Su especialidad es el periodismo económico y político. Trabajó en diarios La Tarde y La Razón (El Gráfico), telenoticiero 7 Días, revista Crónica, de Francisco Pérez de Antón, Prensa Libre, Nuestro Diario, radio TGW, Siglo XXI y la revista esPrimicia donde fue director. Actualmente impulsa su proyecto digital Quinto Poder Gt, la Revolución del Internet (quintopodergt.com) y en su ecosistema de difusión utiliza como canales de distribución de la información páginas en Facebook y Twitter: @quintopodergt. Ha sido profesor de periodismo en la Universidad de San Carlos y la Universidad del Istmo. Es graduado en la USAC y estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Rafael Landívar (URL). Habla y entiende el idioma inglés en un 65%. Es colegiado (5,725) del Colegio de Humanidades de Guatemala. Creció en el barrio La Parroquia, zona 6, y vivió en Toronto y Montreal, Canadá, en los años 70. Se pueden comunicar a los correos electrónicos: jamdel1972@gmail.com y jmazariegos@quintopodergt.com y al teléfono (502) 4092 8849 y WhatsApp 5718 5200.